SÍFILIS

La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual causada por una bacteria llamada Treponema Pallidum. Esta bacteria causa infección al penetrar a través de la piel o mucosas con pequeñas laceraciones por lo general de la zona genital, boca o ano.

Después de 14 a 21 días del contacto se presentan los siguientes síntomas:
– Una pequeña llaga o ulcera abierta indolora en los genitales, boca o piel del recto que sana por si sola en 3 a 6 semanas.
– Inflamación de los ganglios linfáticos en la zona de la lesión.

Esta primera fase se llama sífilis primaria.

SÍFILIS SECUNDARIA 

Si no se trata la sífilis primaria, la bacteria sigue multiplicándose en el cuerpo y no presenta ningún síntoma hasta la segunda fase que se llama sífilis secundaria que empiezan de 4 a 8 semanas después de la sífilis primaria y los síntomas son:

– Erupción cutánea en palmas de manos y plantas de pies
– Úlceras llamadas parches mucosos en o alrededor de la boca, la vagina o el pene
– Parches húmedos y verrugosos (denominados condilomas sifilíticos) en los órganos genitales o los pliegues de la piel
– Fiebre
– Indisposición general
– Falta de apetito
– Dolores musculares y articulares
– Inflamación de los ganglios linfáticos
– Cambios en la visión
– Pérdida del cabello

SÍFILIS TERCIARIA

La sífilis terciaria se desarrolla en personas que no han recibido tratamiento y los síntomas dependen del órgano afectado y puede ser de difícil diagnóstico:

– Daño al corazón que cauda aneurisma o valvulopatías
– Trastornos del Sistema Nervioso Central (Neuro sífilis)
– Tumores en piel, huesos e hígado

 

Las afectaciones en órganos son graves e irreversibles aun y cuando el tratamiento cure la sífilis.
La sífilis congénita se adquiere por el traspaso de la bacteria a través de la placenta al feto, produce malformaciones multiorgánicas, enfermedad fetal muy grave e incluso la muerte.

DIAGNÓSTICO

Se diagnostica con una prueba de sangre llamada serología VDRL, muy económica que se debe confirmar posteriormente con una prueba sanguínea especifica que detecta anticuerpos contra el Treponema Pallidum. Esta prueba detecta los anticuerpos de 2 a 3 semanas después de la aparición de la ulcera. Se debe realizar controles para seguimiento.

Es importante recordar que esta enfermedad NO deja inmunidad, por lo cuál se la puede contraer nuevamente, y para su prevención se recomienda el controlar los hábitos sexuales.

Cabe destacar que las manifestaciones clínicas son de variable intensidad, por lo que esta enfermedad puede pasar inadvertida por varias etapas, hasta causar lesiones graves e irreversibles principalmente en el sistema circulatorio y nervioso central.

Un examen de sangre muy económico puede ayudar a diagnosticar la sífilis.